TITULARES ECONÓMICOS SEMANALES

SEMANA DEL 4 AL 11 DE JUNIO DE 2021

CLAVES DE LA SEMANA

Claves que influyeron en el comportamiento de las variables económicas esta semana:

El ingreso de la propuesta de un nuevo proyecto de Ley para retirar el 100% de los ahorros desde la AFP, ha generado movimientos en el mercado, por lo que los fondos D y E obtuvieron resultados negativos durante esta semana.

El índice del Precio al Consumidor (IPC) de mayo registró una variación de 0,3% lo cual era lo esperado por los especialistas. Las mayores alzas se produjeron en el sector transporte y hogar. Con esto, la variación de los últimos doce meses alcanza el 3,6%.

Se aprobó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) Universal, ayuda económica dirigida al 100% de la población inscrita en el registro social de hogares.

El Banco Central entrega su IPoM – Informe de Política Monetaria de junio, indicando un aumento en las proyecciones de crecimiento para el país mayores a las esperadas.

El informe de empleo de EE.UU registra una disminución en la tasa de desempleo, llegando a 5,8% en mayo. Sin embargo, la generación de empleo alcanza los 492 mil puestos, por debajo de los pronósticos previos.

Las expectativas de negocios en la Zona Euro, medidas a través del PMI, aumentan dado el rápido proceso de vacunación y la disminución de las restricciones sanitarias.

(Fuente: AFP CAPITAL)

Sorpresivo IPoM de junio eleva tasas cortas, pero modera las de largo plazo.

En tanto, los movimientos en los mercados globales han estado marcados por las perspectivas inflacionarias.

En su Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio el Banco Central ajustó su proyección de crecimiento para el año hasta el rango 8,5%-9,5% (6%-7% en marzo). De los 250 puntos de aumento, 44% se explica por el impulso fiscal adicional y 16% por el tercer retiro de fondos previsionales. La mayor adaptación de la economía, en tanto, explica 28% del ajuste. Más allá de los impulsos locales, el documento también incorpora un escenario externo más favorable, principalmente por el incremento en los términos de intercambio derivados de un precio del cobre proyectado en US$ 4,25 por libra para este año (US$ 3,95 previo).

Junto con la fuerte revisión al alza para el crecimiento, el instituto emisor elevó las estimaciones de inflación, las que, de acuerdo con el informe, cerraría en 4,4% este año y se mantendría por sobre la meta durante 2022. Esto es bastante más de lo estimado por el mercado, donde los seguros de inflación (que se ajustaron después del IPoM) señalan un cierre de año en torno a 3,7%. En este contexto, el Consejo del Banco Central recalibró su estrategia de política monetaria, apuntando a una posible alza de la tasa durante el tercer trimestre y un cierre con la TPM entre 1% y 1,5%.

En una perspectiva de mediano plazo, el documento puso una nota de cautela respecto de la inversión, cuya recuperación es un factor de riesgo a la baja. Además, recortó la estimación de crecimiento tendencial de la economía desde un rango de 3,25%-3,75% hasta 2,4%-3,4%, debido al estancamiento que exhibe la productividad ya por más de una década. En línea con lo anterior, ajustó a la baja su estimación de la tasa de interés neutral, hasta un rango de 3,25%-3,75%.

El mercado de renta fija reaccionó de inmediato a las nuevas proyecciones del Banco Central. Las tasas reajustables de mayor plazo acusaron caídas en torno a los 10 pb, reflejando las mayores perspectivas de inflación, y las tasas nominales de corto plazo (tanto las swap como las de los bonos) se elevaron, internalizando el adelantamiento en el proceso de alzas de la TPM. Por el contrario, las tasas swap de largo plazo tendieron a retroceder en el margen, llevando a un moderado aplanamiento en la curva de rendimientos.

A pesar de condiciones monetarias que serán menos laxas, el tipo de cambio no sufrió grandes variaciones, cerrando en $720. El IPSA, por su parte, volvió a caer en la semana (-1,3%) contagiada por la exposición de empresas chilenas a Perú, cuya bolsa tuvo una fuerte corrección (-9%) luego de la segunda vuelta presidencial donde habría resultado ganador el candidato de izquierda Pedro Castillo (aún falta el pronunciamiento oficial del tribunal electoral).

A pesar de fuerte impulso a la demanda, inflación en Chile se mantiene contenida

El IPC de mayo (0,3%) estuvo en línea con las expectativas de mercado y mostró que los precios de una serie de productos siguen contenidos. La variación anual del índice de precios se elevó hasta 3,6% debido a una baja base de comparación.

La lectura detallada del dato revela que gran parte del alza del mes estuvo determinada por solo tres ítems: bus interprovincial, bencinas y cigarrillos, con incidencias de 0,09%, 0,08% y 0,07%, respectivamente. El resto de la canasta aportó solamente 0,04% de incidencia en el registro del período. De este modo, excluyendo estos efectos puntuales, el IPC de mayo fue bastante acotado, más todavía considerando que se dio en el contexto del tercer retiro de fondos previsionales.

Hacia delante, los registros inflacionarios permanecerán acotados, aun cuando las variaciones anuales del IPC seguirán subiendo por efecto base. Con todo, estimamos que este año la inflación -incidida principalmente por una actividad más dinámica y por los nuevos aumentos en el precio del petróleo y commodities alimenticios- podría aumentar algo más de lo que teníamos previsto, situándose en torno a 3,5% al cierre del año.

Mercados globales en modo “wait & see”

En la semana, los mercados internacionales se mantuvieron relativamente estables, aunque la preocupación por las presiones inflacionarias sigue latente, sobre todo luego de una nueva sorpresa -aunque más acotada que la de abril- en el IPC de EE.UU. (0,6% vs 0,5%) que llevó a la inflación total hasta 5,0% a/a y con una medida subyacente escalando a 3,8%. La falta de inventarios del sector automotriz sigue impulsando los precios de los automóviles y camiones usados (7,3%) y las presiones de productos energéticos continúan, con un petróleo WTI que superó los US$ 70 el barril en los últimos días, reforzando así la tendencia al alza. Ante el carácter transitorio que el mercado otorgó a estos shocks inflacionarios y a buenas señales desde el mercado laboral, los principales índices bursátiles se mantuvieron planos en relación al cierre de la semana previa, destacando únicamente la caída de la plaza china (-1%). El mix entre el avance y reapertura de las economías desarrolladas y el empeño de las autoridades en resaltar la disposición a tolerar inflaciones altas en el corto plazo, ha llevado al dólar global a mantenerse virtualmente estable y a las tasas largas de las principales economías a retroceder en promedio 7pb.

(Fuentes: Banco Central, Bloomberg, Diario Financiero, El Dínamo, Emol, INE, Santander)