TITULARES ECONOMICOS SEMANALES Semana del 7 al 14 de diciembre 2020


Visión de mercados

Elevado precio del cobre vuelve a apreciar el tipo de cambio

Mercados globales siguen optimistas, pero a nivel local los activos tienen movimientos dispares.

Las fuertes alzas que ha registrado el precio del cobre, sumado a la debilidad global del dólar y ajustes de portafolio a nivel local por movimientos de fondos de pensiones, han fortalecido el tipo de cambio que cerró la semana por debajo de $ 750. Si bien el ajuste ha implicado una apreciación real de la moneda, el tipo de cambio real (TCR) aún se mantiene por sobre sus valores históricos, reflejando la debilidad de la economía por la pandemia.

La bolsa local ha seguido las tendencias globales y subió en torno a 3% en la semana, para ubicarse cerca de los 4.200 puntos. En tanto, los bonos nominales de gobierno han tendido a retroceder debido a la perspectiva de liquidación de activos que tendrían que ejecutar las AFP  y a las alzas en las primas por riesgo. Con ello, la tasa nominal a 10 años acumula un incremento cercano a 30 pb en las últimas dos semanas, mientras que en el mismo período las tasas en UF han aumentado en torno a 15 pb.

Esta semana se aprobó y promulgó el segundo retiro de los fondos de pensiones. La ley autoriza el retiro de un 10% de los ahorros acumulados, con un piso de $ 1 millón y un tope de $ 4,3 millones. A diferencia del primer retiro, esta vez los recursos serán considerados renta a efectos tributarios, por lo que estarán sujetos al impuesto global complementario. No obstante, estarán exentas las personas cuyos ingresos mensuales sean menores a $ 1,5 millones.

Estimamos que el monto máximo a retirar rondaría los US$ 16 mil millones. Sin embargo, considerando que esta vez el retiro tributará y que una fracción muy relevante de cotizantes quedaron prácticamente sin saldos después del primer retiro, es posible que en esta ocasión el monto total que se saque de los fondos de pensiones sea menor que en la primera oportunidad. Además, es probable que en un contexto de mayor liquidez y donde se ha observado una recuperación en el mercado laboral, la propensión a consumir estos recursos sea menor. Por lo mismo, el impacto en precios y actividad sería más acotado. Con todo, prevemos que este segundo retiro podría acelerar la demanda interna durante el primer trimestre del próximo año e incidirá en un mayor IPC en torno a 1 y 3 décimas en los próximos dos meses.

Mercados siguen avanzando, tras aprobación del uso de la vacuna contra el Covid-19

Los rebrotes de la pandemia en Estados Unidos y Europa han incidido en la actividad del cuarto trimestre. En EE.UU., el mercado laboral ha perdido empuje y el ritmo de nuevas contrataciones disminuyó en noviembre (245 mil vs. 469 mil est. y 638 mil en octubre). En Europa, la tasa de desempleo de octubre subió (8,4% vs. 8,3% en septiembre), acusando el golpe que han vuelto a recibir los sectores de servicios.

Sin embargo, el pronto inicio de las vacunaciones en las economías desarrolladas ha estimulado el apetito por riesgo, lo que se ha traducido en nuevas alzas bursátiles, particularmente el FTSE 100 de Londres, que subió 2,9% en los últimos siete días. Además, la volatilidad implícita en los futuros medida por el VIX ha seguido disminuyendo, cerrando en torno a 21% (-2,3 pp respecto de la semana previa). El dólar, en tanto, se volvió a depreciar en la semana a pesar de noticias que apuntan a un posible acuerdo en el senado de EE.UU. para un nuevo paquete de estímulo fiscal. Este sería menor al estimado hace algunos meses, pero tendría un piso de US$ 900 mil millones, superior a lo que proponían los republicanos.

En China, la contención de la pandemia ha propiciado una recuperación muy dinámica de su economía. Los PMI manufactureros de octubre, conocidos esta semana, sorprendieron al alza con una aceleración respecto del mes previo (54,9 efectivo vs. 53,5 est. y 53,6 octubre). Esto se suma a la mejoría que ha venido exhibiendo el sector de servicios. Por su parte, el Banco Popular de China desplegó un nuevo paquete de estímulo, tendiente a consolidar la recuperación de cara a 2021. En este escenario, el precio del cobre ha seguido escalando y cerró sobre US$ 3,5 la libra esta semana, nivel no visto desde la primera parte de 2013. En el elevado precio ha incidido una oferta todavía resentida por la merma en la actividad en la primera parte del año y la fuerte demanda del gigante asiático.