TITULARES ECONÓMICOS SEMANALES Semana del 2 al 9 de noviembre de 2020

 

Visión de mercados

IPC de octubre (0,7%) sorprende fuertemente al alza

Detrás de los incrementos de precios está la aceleración del consumo por la inyección de liquidez que han recibido los hogares y el proceso de apertura de la economía.

 

IPC mercados

La variación del IPC de octubre se ubicó muy por sobre lo esperado (Santander: 0,3%; Bloomberg: 0,3%; EEE: 0,3%; EOF: 0,3%; forwards: 0,2%), con una fuerte incidencia de alimentos, vivienda, bienes durables y vestuario. En el mes también se verificó la reversión de la reducción del impuesto de timbres y estampillas -decretada en abril como medida para enfrentar la pandemia-, lo que aportó casi una décima al IPC. Con esto, luego del importante aumento de los precios en septiembre, la inflación anual se ubicó justo en la meta de 3%. La inflación subyacente, por su parte, subió hasta 2,4%.

Detrás del incremento en los precios hay dos fenómenos cuyo impacto debiese ser transitorio. Primero, está la inyección de liquidez que recibieron los hogares con el retiro de fondos de pensiones y el Ingreso Familiar de Emergencia. Segundo, el proceso de desconfinamiento permitió que las personas pudiesen acceder con mayor facilidad a la compra de bienes y servicios. Ambos acontecimientos elevaron de manera muy sustantiva el consumo y presionaron los precios. También incidió que en la reapertura de algunos servicios -como restaurantes-, se produjeran ajustes en los precios para reflejar los mayores costos que implica operar bajo medidas de distanciamiento social.

Estimamos que los factores que han incidido en la aceleración de los precios en los dos últimos meses tendrían un impacto más bien transitorio. En el caso de los precios de los alimentos, donde esperábamos algunas reversiones luego de los incrementos en septiembre, consideramos que se mantendrán más elevados, pero no prevemos alzas significativas hacia delante. En tanto, el precio de las gasolinas seguirá retrocediendo debido a la caída internacional del petróleo y la apreciación del tipo de cambio. Con ello, proyectamos que en los dos últimos meses del año el IPC tendrá variaciones nulas o levemente negativas y cerrará en torno a 2,7%.

Hacia delante, las holguras de capacidad que presenta la economía mantendrán acotadas las presiones sobre los precios, por lo que la inflación debiese retroceder hacia valores por debajo de 3% en la primera parte del próximo año. Con todo, un eventual segundo retiro de fondos de pensiones podría generar nuevas presiones durante algunos meses.

 

 

Resultados preliminares de las elecciones en EE.UU. generan reacomodo de los mercados

Hasta el cierre de este informe no se conocían los resultados finales de la elección. Con todo, las tendencias apuntan a que el demócrata Joseph Biden se alzaría con la presidencia en tanto que el Senado se mantendría en manos de los republicanos. Los demócratas mantendrían el control de la Cámara de Representantes, pero con menor holgura. De darse este escenario, el eventual gobierno de Biden tendría serias dificultades para implementar su ambicioso plan, en particular, la reforma tributaria. En el corto plazo, las posibilidades de un fuerte paquete fiscal para contrarrestar la pandemia se reducen.

Tras la elección, los mercados tendieron a retroceder, aunque se han recuperado ante la perspectiva de que no habrá grandes cambios en la política económica en los próximos años. Por su parte, la pendiente de la curva de rendimientos se ha aplanado, debido a que el eventual paquete de estímulo sería menos ambicioso, y el dólar se ha debilitado casi 2% en la semana.

Lo anterior se da en un contexto donde la pandemia sigue escalando en las economías avanzadas. En Europa los contagios han vuelto a aumentar y una serie de países están adoptando medidas de confinamiento. En tanto, en EE.UU. los casos diarios han trepado por sobre los 100 mil, las cifras más altas desde que se desencadenó la pandemia. Las elecciones en EE.UU. han distraído a los mercados de estos desarrollos, pero es posible que durante la próxima semana se vean impactos en las valoraciones de los activos.