TITULARES ECONÓMICOS SEMANALES Semana del 20 al 27 de julio del 2020


Resumen Económico

Retiro de fondos de pensiones contendrá parcialmente deterioro de la actividad

Se registraron movimientos mixtos en los mercados globales debido a que la evidencia de la recuperación económica ha sido matizada por rebrotes de la pandemia, en tanto los mercados locales reaccionan con cautela al retiro de fondos de las AFP

Esta semana se aprobó la reforma constitucional que permite a cada afiliado al sistema de AFP –incluidos los pensionados por vejez o invalidez– retirar el 10% del saldo de sus cuentas individuales, con un mínimo de 35 UF, en caso de que posea ese monto ahorrado, y un máximo de 150 UF. Si un afiliado tiene menos de 35 UF (aprox. $1 millón) podrá retirar la totalidad de su saldo. En base a las últimas estadísticas de saldos en cuentas individuales, estimamos que el monto máximo a retirar estaría entre US$ 17.500 millones y US$ 18.000 millones. La mayor parte de los cotizantes (43%) podrán retirar el mínimo de 35 UF, mientras que 27% podría retirar el saldo completo de sus fondos.

Es esperable que el mayor efecto de la liquidación de fondos se observe en las tasas de interés, por cuanto más de un 50% de la cartera está invertida en renta fija nacional. Con todo, al cierre de este informe, el Banco Central anunció que aumentaría de manera sustantiva los montos de compra de bonos bancarios (US$ 4.600 millones), con lo se mitigaría el posible impacto en las tasas. Por su parte, dado que la renta variable local solo representa 6% de la cartera, los efectos en la bolsa deberían ser menores. Por su parte, no es descartable que una fracción relevante de los fondos retirados vuelvan a ser invertidos en instrumentos con una composición similar a la de las carteras actuales, lo que también debiese mitigar los impactos en los precios.

El retiro de fondos implica una inyección de liquidez muy sustantiva en la economía. En el caso de las personas que han sufrido caídas significativas en sus ingresos, es esperable que ejerzan la posibilidad de retirar sus fondos. En el caso de las personas menos afectadas, el hecho de que los retiros no constituyan renta a efectos tributarios –y por tanto, queden exentos del pago de impuestos— puede constituir en un importante incentivo en la misma dirección. De retirarse la totalidad de los fondos, la inyección de liquidez sería del orden de 7% del PIB anual. Una fracción de estos recursos, que podría ser más de la mitad, será ahorrada bajo un marco jurídico distinto o usada para amortizar deudas de distinta índole. Los restantes recursos serán usados en consumo tanto de bienes habituales como durables. Estos últimos, tienden a ser producidos en el extranjero, por lo que las importaciones aumentarán.

Por su parte, dependiendo de la situación de las cuarentenas, la oferta local podrá responder a la mayor demanda incrementando la producción, lo que se traducirá en un mayor nivel de actividad. En caso de que no haya capacidad de respuesta de la oferta, se generará una presión sobre los precios. Dado estos elementos, es posible prever que el efecto neto sobre la actividad será entre 1pp y 2pp y se concentrará en el segundo semestre del año. En nuestro próximo Panorama Económico Mensual actualizaremos las proyecciones de crecimiento para el año, incorporando el posible impacto del retiro de fondos.

Por otro lado, este retiro tendrá importantes consecuencias fiscales. De acuerdo a estimaciones de la Dirección de Presupuestos, el impacto fiscal sería del orden de US$ 6.000 millones en el largo plazo, debido principalmente a la mayor demanda por pensiones básicas solidarias (US$ 3.876 millones en valor presente según la DIPRES). En el corto plazo, el gasto tributario que se genera por el hecho de que los retiros no están afectos al impuesto a la renta es del orden de US$ 750 millones, en tanto que los beneficios tributarios de aquellos contribuyentes que traspasen los fondos desde su cuenta obligatoria al Ahorro Previsional Voluntario podrían ascender hasta US$ 1.370 millones.

Mercados locales reaccionan con cautela al retiro de fondos de las AFP

Desde que el proyecto se aprobara en general en la Cámara de Diputados, el IPSA acumula un retroceso de 5%, en un contexto donde los mercados latinoamericanos mostraron avances. En la última semana, sin embargo, la bolsa mostró mayor estabilidad, dando cuenta de que probablemente la mayor parte de los efectos ya están incorporados en los precios. En el caso de la renta fija, luego de aumentos en las tasas largas durante la semana pasada, esta semana ha habido retrocesos tras lo señalado por el Banco Central en el sentido de que tomaría resguardos para evitar una excesiva volatilidad, lo que se tradujo en el anuncio de la compra de bonos bancarios informada hoy.

El tipo de cambio se ha apreciado de manera intensa (en torno a 2% en la semana), lo que es coherente con la expectativa de liquidación de fondos en el extranjero que aumentaría el flujo de divisas hacia el país, en un contexto donde el precio del cobre se ha mantenido elevado.

Aprobación de histórico fondo marca nuevo paso en la integración fiscal europea

El acuerdo para la constitución de un fondo por € 750.000 millones, financiado a través de emisiones conjuntas de deuda de los países de la Unión Europea (créditos  mutualizados), marca un nuevo hito en la integración fiscal de los países miembro. Esto, por cuanto será la Unión Europea la obligada a pagar la deuda a través de su presupuesto. En caso de ser necesario, podría obtener recursos adicionales desde los estados que integran la comunidad.

Del total, € 360.000 millones se destinarán a préstamos y los restantes € 390.000 millones a subvenciones. Los focos de las iniciativas financiadas con estos instrumentos son (1) el Pacto Verde Europeo, (2) digitalización y (3) resiliencia ante nuevas situaciones como la generada por la pandemia. El reparto de fondos en 2021 y 2022 entre geografías estará ligado a la evolución del desempleo en los países durante el período comprendido entre 2015 y 2019 y en 2023 se sustituirá por un criterio basado en la evolución del PIB. El Consejo Europeo, por mayoría cualificada, deberá aprobar los planes presentados por los países.

El anuncio llevó a una fuerte apreciación del Euro (1,7% en la semana). Este acuerdo, sumado a noticias promisorias sobre una vacuna, trajo optimismo transitorio en los mercados. Sin embargo, el temor de que una lenta recuperación del empleo desacelere la reactivación ha teñido las expectativas. Así, el S&P500 retrocedió 0,1% en la semana, el Eurostoxx50 lo hizo en 1,5% y la bolsa de Shanghái perdió 0,9%. En tanto, las tasas largas se mantuvieron relativamente estables.

Por el lado de la actividad, los PMI de julio en EE.UU. siguieron mostrando avances en la recuperación económica, pero más lento que en mayo y junio. El manufacturero marcó 51,3 puntos, algo por debajo de lo que se esperaba, en tanto que el de servicios se mantuvo en zona contractiva (49,6). Esto, en un escenario donde la movilidad se ha vuelto a frenar debido a los rebrotes de la pandemia. En Europa, los PMI se ubicaron  en la zona de expansión, liderados por la recuperación en Francia y Alemania.