TITULARES ECONÓMICOS SEMANALES Semana del 13 al 20 de julio de 2020


Visión de mercados

Mercados locales responden ante proyecto de retiros desde los fondos de pensiones.

A nivel global las cifras de actividad continúan dando muestras de recuperación, mientras que en Chile la semana estuvo marcada por la aprobación en la Cámara del proyecto que permite retirar 10% de las cuentas de AFP.

Recuperación económica a nivel global avanza gradualmente, pero rebrotes de la pandemia siguen poniendo una nota de alerta.

Datos de actividad de junio en EE.UU siguieron mostrando una tímida recuperación. Las ventas minoristas (7,5% m/m) y la producción industrial (5,4% m/m) estuvieron algo por sobre lo esperado, pero siguen en niveles muy por debajo de lo que tenían antes de la pandemia. En el mercado laboral, las nuevas solicitudes de subsidio de desempleo alcanzaron 1,3 millones en la semana, levemente sobre las 1,25 millones anticipadas. Para julio, el fuerte aumento de los contagios y la reimposición de restricciones de distanciamiento social podrían implicar un freno en la recuperación. De hecho, la confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan retrocedió en el mes hasta 73,2 puntos, muy por debajo de lo anticipado. En este contexto, se comienza a discutir un nuevo paquete de estímulo fiscal.

En China, el PIB del segundo trimestre (3,2% a/a) estuvo por sobre el consenso de mercado, fuertemente impulsado por el gasto público. El consumo y la inversión se mantuvieron muy deprimidos. En junio las ventas minoristas retrocedieron 1,8% a/a, en contraposición a una expansión de 0,3% esperado, y la inversión urbana siguió por debajo de sus niveles de un año atrás, aunque levemente por encima de lo anticipado (-3,1% a/a vs. -3,3%). En contrapartida, la producción industrial avanza más rápidamente (4,8% a/a). Las tensiones geopolíticas con EE.UU. se incrementaron esta semana con anuncios de sanciones  para altos funcionarios de ambos gobiernos, debido a la situación de Hong Kong y a declaraciones sobre las ambiciones del gigante asiático en el Mar del Sur de China.

En Europa se publicaron pocos indicadores esta semana, aunque el optimismo por la reapertura se comienza a diluir debido a los rebrotes de la pandemia. En el aspecto monetario, no hubo mayores novedades: el Banco Central Europeo mantuvo las tasas de referencia en su reunión de julio y no anunció cambios en su programa de compra de activos.

Finalmente, en América Latina se confirma el daño de la pandemia en la economía. En Brasil la actividad mensual de mayo tuvo una severa contracción anual (-14,2% a/a), aunque se recuperó respecto de abril, mientras que en Perú registró una caída de 32,8% a/a.

La expectativa de una vacuna contra el Covid-19 impulsa a los mercados globales

Las bolsas globales logran avances (1,0% en el S&P500 y 2,3% en el Eurostoxx50) en una semana marcada por el continuo repunte de los casos de coronavirus y los progresos reportados en vacunas experimentales contra el Covid-19, y con el telón de fondo del enrarecimiento de las relaciones entre China y EEUU. En tanto, la bolsa de Shanghái tiene una corrección de 4,4%, luego del fuerte incremento de las semanas previas.

La OPEP+ pasará a la siguiente fase del acuerdo de ajuste de la producción a partir de agosto, en el que se suavizaban las restricciones (de 9,7 mbd a 7,7 mbd), con la expectativa de que la oferta adicional resultante se irá consumiendo a medida que se recupere la demanda. El precio del petróleo WTI no se ha visto mayormente afectado por ello y cotiza en la órbita de los US$ 41 por barril.

El precio del cobre se cotiza en US$ 2,93 por libra e incluso en la semana llegó a cotizar a su mayor nivel en 17 meses, lo que se explica por el repunte de todos los metales básicos que avanzan por la recuperación del sector industrial chino, pero también por las restricciones de oferta que se están generando a causa de la menor producción en Chile.

En este contexto internacional, los mercados de América Latina mostraron comportamientos mixtos. La mayoría de las divisas se depreciaron, salvo el peso chileno, a pesar del debilitamiento del dólar global. En tanto, el comportamiento de los mercados bursátiles no tuvo una clara tendencia, mientras la bolsa de San Pablo avanzó 1,8%, México se contrajo 0,8%. Finalmente, los rendimientos de los bonos a diez años presentaron incrementos.

Activos locales reaccionan ante el proyecto para el retiro de fondos de pensiones

Durante la semana, el IPSA se movió a la baja, acumulando un retroceso cercano a 4% desde que se aprobara, en votación general en la cámara de Diputados, la reforma constitucional que permitiría el retiro de recursos desde los fondos de pensiones. Por su parte, las tasas de bonos aumentaron durante la semana, especialmente en los plazos más largos que subieron entre 20 y 30 pb. El tipo de cambio se ha mantenido estable durante la semana, algo por debajo de $ 790 por dólar. Esto, a pesar de que el precio del cobre alcanzó nuevos máximos pospandemia, llegando a cotizarse en cerca de US$ 3 por libra. Cabe destacar que, en el corto plazo, el impacto del retiro de fondos en el valor de la moneda podría ser ambiguo, ya que podría implicar una fuerte liquidación de activos mantenidos en el extranjero.

La última Encuesta de Créditos Bancarios del Banco Central mostró un aumento de los bancos que reportan mayores restricciones de oferta en los segmentos de consumo, hipotecario, grandes empresas y pymes. También se reporta que la demanda por crédito estaría menos dinámica en todos los segmentos, con la excepción de pyme.

Tal como se esperaba, el Banco Central mantuvo la TPM en su mínimo de 0,5%

En su análisis de la coyuntura, el Consejo del Banco Central destacó que la demanda externa se ha visto fortalecida por la resiliencia de las exportaciones y la estabilización de las importaciones. También, que hay signos incipientes de recuperación en la economía mundial, pero que existen riesgos de rebrotes de la pandemia que llevarían a nuevas restricciones.

En el ámbito local, les preocupa el fuerte deterioro del mercado laboral, en tanto que todavía es muy incierto cuál será el desempeño de la economía este año porque aún está muy condicionado a la remisión de la pandemia. Observan que las tasas las han disminuido desde su última reunión, las expectativas de TPM están en línea con su orientación, la inflación subyacente se ubica por debajo de la meta y la brecha de actividad es significativa.

Por su parte, el crédito de comercial ha seguido expandiéndose, aunque por debajo de lo que les gustaría, motivado casi exclusivamente por necesidades de capital de trabajo. La demanda de créditos de vivienda y consumo se ha reducido, particularmente esta última. La primera fase del FCIC está agotada y los bancos ahora están utilizando de la segunda.

En suma, el escenario estaría evolucionado acorde a lo que el Consejo esperaba, por lo que evaluaban que no era necesario incrementar el impulso monetario.