Informe Financiero del 17 de junio al 04 de julio

 

RESUMEN ECONÓMICO

EN CHILE

 

Destacados de la Semana

 

Condiciones monetarias globales se vuelven más holgadas. En su reunión de junio, si bien el FOMC mantuvo la tasa, dio fuertes señales de estarse aprontándose a un recorte, el primero en diez años.

El mercado apuesta con fuerza que eso ocurriría en la próxima reunión de julio.

Lo anterior se suma a las declaraciones del presidente del BCE  (Banco Central Europeo) en  el  sentido  de  estar  preparados  para  inyectar  un estímulo  monetario adicional a la alicaída economía europea.

Precios de los activos más riesgosos suben en el mundo. Las bolsas mundiales se elevaron con fuerza en la  semana ante la inminente reducción en la tasa de interés por parte de la Fed, y la posibilidadde un acuerdo entre China y EE.UU. en la próxima cumbre del G20 a realizarse en Japón durante el 28 y 29 de  junio.

Los commodities se fortalecen. El precio del petróleo se incrementó fuertemente durante la semana por renovadas tensiones entre EE.UU. e Irán. Mientras, el precio del cobre se reanima por la confirmación de una nueva ronda de negociaciones que distienden el conflicto comercial.    

Peso se aprecia y cierra la semana en torno a $ 680 por dólar. Detrás del fortalecimiento del peso están las  condiciones monetarias más holgadas en EE.UU. por las caídas de las tasas a distintos tramos y la  recuperación del cobre. A esto se suma una parcial reversión en los flujos compradores de dólares NDF,  que habían movido a la baja el precio de nuestra moneda en semanas recientes.

 

Reserva Federal de EE.UU mantiene las tasas, pero da señales de que se aproxima su primer recorte en diez años:  

La Reserva Federal de EE.UU mantuvo sus tasas de interés sin cambios, pero mostró que está dispuesta bajarlas  por primera vez en una década, tras una reunión marcada por las preocupaciones derivadas de la desaceleración  del crecimiento global y las crecientes tensiones comerciales.  En el comunicado que entregaron posterior a la reunión, sacaron la referencia a ser “pacientes” en determinar cambios a la política monetaria, a la luz de un aumento de la “incertidumbre” en torno al panorama económico y  la débil inflación, y dijeron que “monitorearán de cerca” la información que reciban y que “actuarán como sea  apropiado para sostener la expansión”.  

 

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, sus siglas en inglés)

 

Proyectó que la inflación se alejará aún más  de su meta de 2% este año y moderó su descripción de la salud de la economía estadounidense, diciendo que la  actividad estaba expandiéndose a una “tasa moderada”, un panorama menos optimista que la “sólida tasa” de crecimiento  que  veía  en  mayo.

 

RESUMEN ECONÓMICO

EN CHILE

 

En  esta  línea,  los  datos  PMI  manufactureros  y  de  servicios  refrendan  esta  preocupación de las autoridades al presentar retrocesos respecto a mayo y apenas mantenerse por sobre el nivel  neutral.  

 

Los mercados han reaccionado con un mayor apetito por riesgo al comunicado de la Fed:

 

El S&P 500  saltó tras la reunión (+2,2%), lo mismo que el Dow Jones (+2,6%) y el Nasdaq (+3%).

 

En el resto de las bolsas el  MSCI global, MSCI emergente y Eurostoxx 50 avanzaron 2,5%, 3,8% y 1,6%, respectivamente. Lo contrario sucedió  con el dólar, que se debilitó ‐0,9%.  

Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, repitió este viernes un mensaje de política  monetaria acomodaticia a los líderes de la Unión Europea, diciendo que cualquier deterioro de las condiciones  económicas que amenace la convergencia de la inflación a su meta inducirá un estímulo adicional por parte del  banco.  

 

Draghi afirmó que la situación económica es sólida, pero con signos crecientes de debilidad y que la recuperación  ha sido más débil de lo esperado con una incertidumbre generalizada en el comercio mundial que se prolonga por  más de un año. Además, indicó que en caso de un deterioro adicional de la actividad, la política monetaria deberá  ser mucho más expansiva.  En esta línea, un próximo recorte no estaría tan lejano, considerando el avance de la inflación subyacente en la  zona euro durante mayo de solo 0,8% a/a, el desempeño de la industria manufacturera ‐que exhibió un deterioro,  según el PMI de 47,8 puntos, por debajo de lo esperado para junio y en zona pesimista‐, y el retroceso de la  confianza de los consumidores (‐7,5 vs. ‐6,5 en mayo).  

 

La renovada tensión en Medio Oriente impulsa el precio del petróleo, que sube con fuerza en los últimos días.  Adicionalmente, los riesgos geopolíticos se incrementan luego de las acciones bélicas por parte de Irán. Con ello,  los  precios  internacionales  de  gasolina  y  petróleo  suben  cerca  de12%  en  lo  reciente,  recogiendo  posibles  disrupciones de oferta en el corto plazo.  En tanto, el precio del cobre también se ha visto impulsado en la semana (+2,5%) por el anuncio de que se  retomarán las negociaciones comerciales entre China y EE.UU. en los próximos días, lo que fue confirmado por  ambos  gobiernos.  A lo  anterior, se suma  el  impacta  de  una  menor  oferta  por  la  paralización  parcial  en  Chuquicamata.

 

RESUMEN ECONÓMICO

EN CHILE

 

El peso se fortalece, pero el IPSA no toma tracción 

El  tipo  de  cambio  se  apreció  cerca  2,4%  en  la  semana  y  cierra  en  torno  a  $  680  por  dólar.  Detrás  del  fortalecimiento del peso están las condiciones monetarias más holgadas en EE.UU. por las caídas de las tasas a  distintos tramos, el debilitamiento de dólar global y la recuperación del cobre. A esto se suma una parcial  reversión en los flujos compradores de dólares NDF, que habían movido a la baja el precio de nuestra moneda en  semanas recientes  mientras, el tipo de cambio real se ubicaría algo por sobre sus promedios históricos, consistente con el deterioro  que han sufrido los términos de intercambio.  Esta apreciación del tipo de cambio está en línea con nuestras proyecciones que para cierre de año lo ubican en el  rango $ 680 ‐ $ 690 por dólar. 

 

Por su parte, el IPSA presentó un rendimiento negativo durante la semana (0,3%),  desacoplándose  del  desempeño de las bolsas emergentes. Al igual que en los mercados internacionales, las tasas de los bonos de  gobierno siguieron mostraron descensos, ante las perspectivas de una relajación de la política monetaria. 

 

José María Lasa S.